Vivienda Unifamiliar en La Zubia:        2.005-2.008

Arquitecto: Iñigo Ibáñez Udaondo                    Aparejador: Francisco Javier Moreno Manzano

Constructor: xxxxxxxxxxx                                      Presupuesto Real Ejecutado en Obra:

.

                       

Precedentes:

Miguel Vidal (el Promotor) se presentó en el estudio con una idea muy clara del estilo de vivienda que nos iba a solicitar: una arquitectura muy alejada de la tradicional de la zona, una casa de cubiertas muy inclinadas, con un bajo cubierta diáfano, numerosos huecos relativamente amplios y varias terrazas que permitieran disfrutar del entorno.

Había comprado una parcela con una amplitud de vistas en un área colindante al Parque Natural, que tenía la ventaja de un acceso a nivel por la parte superior, pero que presentaba un fuerte desnivel de caida hacia la zona trasera (que daba sobre un trazado de escorrentía que resultó ser de mucha importancia cuando se dieron lluvias intensas).

Sistema Constructivo:

Estando advertidos de antemano de lo endeble del terreno (que había sufrido una deforestación previa por incendio, lo que dió lugar a una recalificación del área, según nos informaron), y de la presencia de escorrentías, la cimentación de la vivienda sobre una pendiente pronunciada fue uno de los puntos en que centramos más esfuerzos. Decidimos introducir la cimentación -arriostrada contra pendiente- a una cota suficientemente profunda para evitar que las aguas pudiesen debilitar el firme de apoyo.

Luego se optó por un sistema de forjado sanitario (elevado sobre el terreno), de manera que si se diera una escorrentía como la mencionada nunca perjudiacara a la habitabilidad de la vivienda. También se decidió realizar un relleno del terreno, según los máximos establecidos por el Municipio, para facilitar la movilidad alrededor de la casa.

Estética:

La premisa estética era la de utlizar un sistema de cubiertas inclinadas, y se buscó una combinación de las mismas que resultara atractiva visualmente. Esto resultó en una cierta heterogeneidad que permitía combinar con la distribución interior, y simultaneamente ofrecer una imagen más gestual desde el acceso (fachada delantera) y más sencilla respecto al paisaje (fachada trasera). Así mientras en la fachada delantera una serie de cuerpos envuelven la zona de acceso, la trasera es un cuerpo sencillo donde prima la imagen de la chimenea.

Dado que este diseño esta basado en la combinación de las formas de cubiertas y fachadas, se opta por un tono blanco en fachadas, lo que permite conseguir una imagen limpia y que resalte este juego formal, dando además prioridad visual a las cubiertas (lo que era la idea original del Promotor).

.

      

Juego de cubiertas visto desde el acceso                                           Construcción de los paños de cubierta 

Vista de la fachada trasera durante una nevada (a punto de concluir la obra)