Reforma IES Kantauri BHI (Santurtzi):


Esta es una obra de madurez del arquitecto Álvaro Líbano, gran arquitecto bilbaíno de los años 50-80, al que corresponde una gran parte de la mejor arquitectura racionalista moderna de Bilbao y su entorno -los edificios de oficinas en Gran Vía-, innumerables centros educativos, o incluso la Reforma de las Juntas Generales de Gernika.


El edificio destaca por su carácter sobrio y racionalista, tanto en su estética como en su funcionalidad (distribución en L mediante un núcleo inicial de comunicaciones central, y otro lateral en el cuerpo principal). En cuanto a sus acabados destacan los prefabricados de hormigón, cuya restitución fue una de las tareas más importantes de esta obra. Para obtener un buen resultado, además de realizar una limpieza previa, con químicos, tuvimos que camuflar en cierto grado su estado usando pinturas al silicato -`pinturas que se solidarizan con el propio hormigón y lo "regruesan"-.


En lo funcional tuvimos que introducir un nuevo núcleo de comunicaciones por necesidades de evacuación en caso de incendio -en el extremo de un ala, es la caja metálica que queda a la izquierda en las fotos exteriores-, modificar las carpinterías de ventana y sus despieces -normativa de uso-, y la D.F. decidió sectorizar el edificio en 10 zonas de cara al confort climático.


Esta obra fue realizada de 2011 a 2012 junto con el arquitecto Peru Cañada Omagogeascoa. También participó Klara Ibáñez Lafuente, estudiante de arquitectura, que es coautora del diseño definitivo de los aseos.