Rehabilitación Autonómica 2.007

 

La Junta de Andalucía convoca este programa que me permitió realizar los proyectos de rehabilitación de un total de 33 viviendas en el municipio de Cortes y Graena, y en el municipio de Montejícar. El programa se justifica en la necesidad de ayudar técnica y económicamente a las familias cuyas viviendas presentan patologías graves, y que no pueden hacerse cargo de los arreglos al 100%.

Así, la Junta dispone tanto de un Arquitecto redactor para realizar una valoración y Proyecto de reforma, como de un equipor de Arquitecto y Aparejador para desarrollar la Dirección de dicha Obra.

Los núcleos municipales presentaban notables diferencias entre sí, así Cortes y Graena presenta la particularidad de disponer de un parque muy amplio de viviendas-cueva, una arquitectura magnífica para un enclave de temperaturas extremas -sobre todo en verano-. Las viviendas cueva (como la que se ve en las fotos superiores, propiedad de Juan Velasco), horadan las colinas de arcilla del municipio desde hace siglos.

Presentan arquitecturas magníficas no sólo desde lo constructivo, también desde lo formal... vease el caso del garaje de Juan Velasco (arriba), o de la cueva de Iluminada Requena, en dos plantas... o la de José Tomás, con espacios y circulaciones múltiples (ambas en fotos inferiores). Los propietarios, que en muchos casos disponen de un módulo exterior de vivienda más amplio, prefieren vivir en la comodidad de la cueva.

Pese a ello, la Junta de Andalucía dispone que bajo ningún concepto una cueva puede ser considerado otra cosa que no sea "infravivienda", por lo que las actuaciones que en ella se pueden realizar se limitan a conservación estructural de la misma -eliminar el riesgo de desplome-. Este tipo de riesgo estructural suele venir de una acumulación puntual de aguas sobre los techos de la cueva, que primero se manifiesta en el desprendimiento del encalado, luego en pequeños desprendimientos de arcillas del techo, para por fin colapsar. Y a eso se ciñó mi trabajo, a diseñar los encofrados mediante bloque armado de hormigón, soleras y losas que protegieran las cuevas existentes (una envolvente meramente estructural, para que fuera aceptada y subvencionada por la Junta.

.

              desprendimiento en las cueva de Francisco Fernández, despensa y hall de la de José Tomás, y escalera interior en la  de Iluminada Requena  

 

Cueva de Gabrielle Grunert: Vista general de su exterior, con marquesinas de protección contra caida de rocas y plano general de la vivienda.