Los arquitectos prestamos numerosos servicios, si bien podríamos limitarnos a explicitar:

.

- Trabajos de diseño en edificación:

Entendidos como trabajos destinados a proyectar edificaciones nuevas, para rehabilitación o reforma de edificaciones existentes. Suelen estar destinados a la posterior ejecución del proyecto diseñado, aunque no necesariamente. Por ello se subdivide el trabajo del arquitecto en tres fases, con el objetivo de ajustarlas a las necesidades del cliente:

      1 / Proyecto Básico: Definición general del proyecto, para obtener licencia urbanística (y así sentar precedente legal)

      2 / Proyecto de Ejecución: Definición exhaustiva del proyecto, para obtener licencia de obras (y en su caso ejecutarlas)

      3 / Dirección de Obras: Control de la correcta ejecución de la Obra, y control de precios, calidades, etc... (según cliente)

 

- Trabajos técnicos en edificación:

En este caso el arquitecto aporta conocimientos técnicos para solventar un problema determinado, y puede hacerlo:

      1 / emitiendo un informe o valoración que permita a la Propiedad entender de la mejor manera dicho problema

      2 / redactando un proyecto de ejecución y dirigiéndolo (en estos casos no suele requerirse la fase de diseño como tal).

No en todos los casos es necesaria la presencia de un arquitecto ni de técnico cualificado alguno en obra, pero siempre es recomendable, como intermediario que vela por los intereses de la Propiedad frente a los de la Contrata. Además, en todos los casos el Arquitecto asume responsabilidad profesional, bien sea informe, proyecto o dirección (según la LOE).

.

- Trabajos administrativos vinculados a la edificación:

El caso más típico es el referido a la obtención de licencias de uso o actividad, que muchas veces viene vinculado a la redacción misma de un proyecto, pero también puede realizarse de manera independiente.

.

- Trabajos de diseño en urbanismo:

Los trabajos de urbanismo son muy variados, y es complicado explicitarlos todos. A grandes rasgos podemos hablar de:

     - Trabajos de gestión:

      1 / Trabajos de redacción de Normativa (Planes Generales, Parciales, etc...)

      2 / Trabajos derivados de la Normativa existente (P.E.R.I. - por cesiones obligatorias previas a urbanizar, por ejemplo)

      3 / Trabajos destinados a la compensación entre copartícipes de una carga (Proyectos de Compensación)

      4 / Trabajos de gestión para la modificación o adaptación de la Normativa existente (Estudios de Detalle, informes..)

      5 / Trabajos de reparcelación

    - Trabajos de diseño y ejecución de obras

      1 / El caso más típico es el de la realización de un Proyecto de Urbanización y la gestión de obra.

.

- Trabajos periciales:

Muchas veces están destinados a la emisión de un dictámen judicial, en este caso el técnico desempeña una función como perito designado por una de las partes en litigio o como perito designado por el juzgado. Los informes, valoraciones, etc... que puedan llegar a emitirse tienen la misma validez que los mencionados previamente, incluso en sus derivaciones legales, si bien en este caso se explicitan en un acto de conciliación, juicio, etc.. ante magistrado.

.

   

- Trabajos de diseño no vinculados a la edificación o el urbanismo:

La formación multidisciplinar que recibimos los Arquitectos, incrementada por nuestro posterior desarrollo profesional, nos permite realizar un buen trabajo de diseño en muchos campos, siendo los más típicos el diseño gráfico, la escenografía, la decoración, los trabajos de iluminación, o la gestión global de eventos: configuración y caracterización de espacios y ambientes mediante mobiliario, decoración, iluminación, proponiendo recorridos diferentes o únicos, etc...

Otros arquitectos como F Gehry, los Eames, Aalto, Jacobsen, Candela, Labrouste, Le Corbusier o Fourier desarollaron interesantes aportaciones en campos como el del mobiliario, la ergonomía, ingeniería civil, sociología o economía. La forma de observar, discurrir y proponer del Arquitecto resulta más general, o menos específica, y les permitió adoptar soluciones globales en ocasiones más adecuadas que las de los especialistas de la época.